La APAE anula promesa del uso del terreno colindante.

La confianza en las instituciones públicas  está en declive y sin duda es su forma de actuar  la que da razones para que sea así.

Ayer, jueves 2 de Julio la APAE  (Agencia Pública Andaluza de Educación cuyo cometido principal es la gestión de las infraestructuras educativas) se pone en contacto con el IES Palomares para anular lo que prometieron  el 15 de junio.  Ahora argumentan que no hay tiempo de acondicionar el terreno colindante y que las 2 caracolas con dos aulas cada una, serán finalmente colocadas en el ya reducido espacio libre del centro, una en el patio al lado de las otras dos que ya existen, y la segunda en el parking del IES.

La diligencia del equipo directivo fue excelente, convocó rápidamente un consejo escolar para informar a la comunidad educativa. Pero la realidad es que la solución está en manos de las familias que llevamos allí a nuestros hijos.

En circunstancias normales el agravar la masificación ya existente sería suficiente motivo para negarnos a dicha propuesta. De hecho, ya nos negamos a que pusieran las caracolas en el patio en su día con resultados evidentes.

Pero además sumemos a este hecho la situación actual de pandemia,  la normativa de seguridad establecida por las autoridades  sanitarias y la facilitada por  la propia Consejería de Educación de cara al próximo curso.  La masificación y la falta de espacio impiden el cumplimiento de la normativa.

Planificación ya sabe de este hecho desde hace varios años, pero no planifica y pone como excusa falta de tiempo cuando han tenido tiempo de sobra. 

La APAE también dijo, y nuevamente solo palabras, nada de compromiso escrito, que necesitaría hasta mediados de octubre para poder tener  el terreno acondicionado y poner las caracolas allí. Si hubieran empezado a su debido tiempo las caracolas podrían haber estado disponibles para el principio del curso. Esta situación no es sobrevenida, era previsible y así lo venimos exponiendo desde hace varios años.

Pero son nuestros hij@s y nos duele a nosotros como padres y madres las pésimas condiciones que seguirán sufriendo durante al menos un curso completo más. Por lo que las familias proponemos solicitar el uso de espacios públicos e incluso la colaboración de empresas privadas del municipio para que durante esas 4 o 5 semanas se impartan clases en espacios alternativos hasta que la APAE haga su trabajo y nos de unas instalaciones mínimamente segura tanto por la masificación como por la situación sanitaria actual, rechazando de forma tajante la solución que ellos proponen.

Solicitamos colaboración tanto del Ayuntamiento como de aquellas empresas del municipio que tengan espacios adecuados para impartir clases a unos 25 alumnos durante las mañanas desde el 15 de septiembre hasta mediados de octubre.

Necesitamos reaccionar, necesitamos exigir nuestro derecho a ser escuchados como parte de la comunidad educativa, pues la tónica los últimos tiempos es que no se atiende a las familias.  Necesitamos  iniciativas, actuaciones, familias unidas a favor de la educación, la seguridad y la salud de nuestros hijos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s