¿Qué pueden hacer nuestros hijos para colaborar en evitar contagios?

Nos encontramos que ya hace fresquito por la mañana y los alumnos cierran las ventanas. El centro puede beneficiarse de la ventilación natural al abrir las ventanas y de ventilación mecánica, pero no de ventilación cruzada que es la ideal.

Treinta alumnos en un aula, sin poder mantener la distancia de seguridad y con las ventanas cerradas… Una de las tareas de los delegados es abrir las ventanas cada cambio de clase y durante el recreo, pero estos alumnos con buena disposición a realizar la tarea encomendada se están encontrando que sus compañeros les reprenden con la excusa de que hace frío.

Animamos a las familias a hablar con vuestros hij@ sobre la importancia de la ventilación. Durante esos 5 minutos de intercambio de clases pueden ponerse el abrigo o incluso llevar una mantita como ya están haciendo algunos.

Y a los profesores les impulsamos a recordar a los alumnos que abra las ventanas antes de salir de su hora de clase. Seguro que también agradecéis entrar a dar clases en un aula ventilada.

Aprovechamos para recordar que durante el recreo los alumnos deben quitarse la mascarilla solo para comer haciendo mucho hincapié en la distancia de seguridad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s